Una relación detallada y personalizada sobre celebraciones anuales en Pariacoto, por un peregrino de Chimbote

Una relación detallada y personalizada sobre celebraciones anuales en Pariacoto, por un peregrino de Chimbote
Compartir

Gracias a Dios, pudo darse nuevamente la oportunidad de participar, de manera presencial, en la Misa de aniversario por la muerte de los padres Miguel y Zbigniew, que, en este 2021, se cumplieron 30 años y se los celebró el día lunes  09 de agosto de 2021 enPariacoto. Gracias a Dios por todos esos momentos que gozaron nuestros corazones y que, por supuesto, nos llenan de un gran gozo espiritual. Realmente un verdadero privilegio estar presentes otra vez en Pariacoto para esta cita.

Semanas atrás, tenía ya el gran deseo de hacer el viaje, pero por razones diversas, no había podido tomar la decisión final. La mayoría de las veces anteriores que fui a Pariacoto, para esta Misa, tuve la suerte de estar acompañado de amigos, los cuales participaron de todas estas celebraciones, que son muy enriquecedoras en el aspecto personal y espiritual. Este año tuve la suerte y el gusto de estar acompañado de mi amiga Rosa Luz.

 

Rumbo a Pariacoto…

Luego de tomar el transporte tanto en Chimbote, como en Casma, llegamos bajo una alegre y soleada mañana, que se extraña mucho en esta época de invierno, en las ciudades costeras. Llegamos en plena ceremonia cívica de homenaje a los padres y a los alcaldes de Pariacoto y Cochabamba que fueron asesinados aquella infausta noche del viernes 09 de agosto de 1991.

La Misa

Finalizada la ceremonia cívica, que comprendió el izamiento de las banderas de Perú, Polonia, Pariacoto y La Paz, y los homenajes respectivos a las cuatro personas asesinadas, se invitó a pasar al templo de la Parroquia «Señor de Mayo», ubicada en la plaza de armas de dicho distrito, localizado en el kilómetro 55 de la carretera Casma-Huaraz, a unos 1,300 msnm, en la provincia de Huaraz, departamento de Ancash.

Tal cual estaba programada, la Misa empezó a las 11.00 am y el templo estaba lleno de feligreses, los cuales estuvieron con sus respectivas mascarillas. No sólo habían autoridades religiosas sino también municipales y policiales. Desde Polonia, además de los personajes religiosos, llegaron reporteros y camarógrafos de la televisión nacional polaca. En el pasadizo central estaba lista ya la cámara que, a través de la plataforma Facebook, iba a llevar en directo esta ceremonia litúrgica, no sólo al Perú, sino a todos los rincones del mundo.

Modelo de sacerdotes

La Misa estuvo presidida por el Obispo de la Diócesis de Chimbóte, Monseñor Ángel Francisco Simón Piorno, quien en su homilía resumió la ejemplar vida de los Beatos Miguel y Zbigniew, y ese gran amor por sus hermanos no solo de Pariacoto, sino de los 72 caseríos que tenían que visitar, muchos de ellos en las alturas, a los que llegaban a pie, en caballo o en carro. Sus labores fueron más allá de lo religioso. «…Ellos vinieron a un pueblo desconocido para los propios peruanos e inclusive para quienes vivían en ciudades cercanas. Llegaron desde muy lejos y dejaron todo por allá, y sencillamente, por una razón: el amor por sus semejantes. Vinieron, pues, en un momento en que la lucha subversiva había crecido mucho en el Perú. Esa noche que los atacaron, no tuvieron duda, en ningún momento, que habían sido sentenciados a muerte porque los senderistas odiaban la fe. Se imaginan ese tremendo pavor que deben haber sentido los frailes. Ellos deben ser modelos de sacerdotes e inclusive para aquellos que ejercen cargos eclesiásticos como por ejemplo un obispo como yo u otros…»

La paz

Más adelante, ya para finalizar, pidió unas palabras al Ministro Provincial de los Franciscanos Menores Conventuales, padre Mariano, que vino especialmente, desde Cracovia, para tal ocasión, quien habló en idioma polaco, y con el apoyo del padre Jacinto, nos hizo llegar su mensaje, expresando su complacencia de estar con nosotros y agradeciendo a los Beatos, su testimonio de la fe y del amor, que les hizo permanecer hasta el final de sus vidas, sin dudar un instante. «…Ellos vinieron a servir a sus semejantes. El trabajo pastoral, que realizaron, lo hicieron con mucha entrega y paciencia y fue, justo, en ese momento, que tuvieron que entregar su vida. A pesar que, estuvieron advertidos, ellos jamás abandonaron a sus hermanos, decidieron permanecer hasta hoy día. Hoy, con orgullo, podemos decir, que ellos están con nosotros. La Iglesia dijo que están en el Cielo. Miguel y Zbigniew nos piden que no nos olvidemos nunca de Dios; que siempre defendamos la paz y que, por esa paz, ofrendaron su vid. Que ellos intercedan por nosotros en el Cielo…»

Tres milagros

En seguida, el Obispo Simón Piorno, también invitó al Obispo de Huacho, Monseñor Antonio Santarsiero Rosa, presentándolo como un integrante de la Diócesis de Chimbote, desde los inicios de los años 80s, trabajando durante años en nuestra ciudad. Él es miembro de la Orden de los Oblatos de San José, y trabajó tanto en el Colegio Antonio Raimondi como en la Parroquia de San Carlos Borromeo (ubicada en la plaza de armas). Además es un promotor vocacional.

En lo personal, puedo comentarles que lo conocí en aquellos años y él debería tener entre 25 a 35 años y yo era un niño y desde aquellos años no lo volví a ver hasta esta oportunidad. Él junto a los padres Javier y Ciro eran los tres sacerdotes italianos que estaban a cargo de mi primera parroquia (ya que ahora asisto con más frecuencia a la San Francisco de Asís).

El Obispo Santarsiero expresó que llegó a Pariacoto no en su calidad de tal, sino por una razón personal muy importante: La gratitud a los Beatos Miguel y Zbigniew, pues el día 09 de agosto de 2020, es decir, exactamente, un año antes, ingresaba al hospital, con su salud muy deteriorada, a consecuencia del coronavirus, donde, debido a su situación de salud muy grave, permaneció por 45 intensos días, en los que se encomendó a ellos, a quienes conoció personalmente y sintió muy de cerca su presencia, en el hospital. Expresó que no podía dejar de visitar Pariacoto, en esta fecha, no solo para agradecerles su intercesión, sino para testimoniar esta experiencia, considerada un verdadero milagro.

Seguidamente nos comentó algo que, quizás, antes muchos, no lo sabían. Fue algo que nos sorprendió aún más. En los años 90s, cuando él estaba a cargo del Seminario de Huaraz, invitó a los padres Miguel y Zbigniew, a ser parte de un curso, Una mañana se desata un incendio en dicho seminario y un balón de gas amenazaba con estallar, frente a lo cual los padres Miguel y Zbigniew mojan una frazada y logran aventarla, de manera exitosa, sobre este balón, evitándose que el siniestro pasara a mayores. Este hecho también podría ser otro milagro. Era increíble todo ello realmente.

Finalmente expresó que, a pesar de este lamentable hecho, el distrito de Pariacoto año a año se ha ido haciendo famoso y siempre gracias a los Beatos Mártires. Un tercer milagro, no les parece?… Esto fue el corolario de la Misa por los 30 años del Martirio de los padres Miguel y Zbigniew.

Todos los asistentes, en ese momento, realmente se sentían privilegiados de estar allí presentes y nosotros no éramos la excepción. Esas dos horas de viaje no representaban esfuerzo alguno comparado con lo que se vive y experimenta en nuestros corazones. Mi querida amiga y compañera de este viaje, que años atrás no pudo llegar a Pariacoto, ahora disfrutaba mucho estar en la Misa en honor a los mártires, con lo que nuestros oídos estaban escuchando. Una Misa de manera presencial tiene su enorme valía y esta celebración litúrgica nos lo estaba demostrando.

Sangre peruana que también se derramó…

Por diversas razones no se ha mencionado, quizás por desconocimiento se ha obviado, pero esa terrible noche en que mataron a los frailes, también fueron asesinadas otras dos personas más. Nos referimos al alcalde de Pariacoto Profesor Justino Maza León y al alcalde de Cochabamba, Sr. Domingo Padilla Chacpi.

En el caso del alcalde de Pariacoto, él había sido secuestrado por los senderistas, antes del ataque a la parroquia. Luego fue llevado conjuntamente con los padres rumbo a Cochabamba, y a la altura del lugar llamado «Pueblo Viejo» los asesinaron y se llevaron la camioneta de los sacerdotes. En un mismo momento fueron asesinadas tres persona, los dos religiosos y la autoridad edil.

Ya en plena huida, kilómetros más adelante, se cruzan con la unidad móvil del alcalde del distrito vecino y lo matan y prosiguen su fuga hacia Cochabamba, desde donde se internan hacia los cerros, tomando rumbos diversos, no sin antes incendiar la camioneta de los frailes.

Como podemos ver ahora, también hubo sangre peruana derramada en estos lamentables hechos, ocurridos en esa época, en una zona rural pobre y muy desprotegida por los diferentes gobiernos centrales.

Un rito especial y personal en el camino

Antes de llegar a nuestro destino programado, debía hacer algo muy especial y personal, en estas tierras. Algo que se relaciona con el mundo espiritual y la conexión con lo que quizás no podemos ver, lo cual era muy necesario para mí y, que debía hacer, como ya anteriormente lo hice. Es una especie de Mirada al Cielo, en la que también invoco a mi familia.

Actividades de aniversario

Cada año, las celebraciones se realizan, cada año, los días 08 y 09 de agosto. El primer día se hace el tradicional vía crucis desde la parroquia hasta la Gruta de los Mártires, el lugar exacto donde ocurrió este terrible asesinato, en Pueblo Viejo (aquí quedaba Pariacoto, antes del terremoto de 1970) y una Misa de vísperas. El segundo día se desarrollan, la ceremonia cívica, la Misa Central y el almuerzo que ofrece la comunidad a los visitantes.

De blanco y de rojo…

Este año 2021, pudimos tener la participación del Obispo de Chimbóte, Monseñor Ángel Francisco Simón Piorno, del Obispo de Huacho, Monseñor Antonio Santarsiero Rosa, del Fray Marian Golab (Ministro Provincial de los Franciscanos Menores Conventuales de Cracovia), del Fray Dariusz Mazurek, (Delegado General para la Animación Misionera de la Franciscanos Menores Conventuales de Cracovia), y Fray Jacek Lisowski (Delegado de la Delegación Provincial Franciscana en el Perú). Junto a ellos estuvieron los padres: Vicente, Estanislao, Teodoro, Pablo y Elmer. A ellos se les suman tanto los padres Luciano (párroco en Chimbote) y Jorge (párroco en Moche). También llegaron los diáconos Pedro y Luis. Y, por supuesto, los padres anfitriones, Rafael (párroco) y Alan. Todos ellos estaban de blanco y de rojo. Juntamente a ellos también estuvieron presentes las autoridades ediles y policiales.

Un gran trabajo

Quienes han visitado la parroquia «Señor de Mayo» a través de estos últimos años, se habrán podido dar cuenta que ha sido sufrido cambios. El techo fue levantado un poco más para que el templo pueda tener más luz natural y los dispositivos proveedores de luz artificial puedan estar colocados lo suficientemente altos. El nuevo techo tiene un impresionante enchapado de madera y unas arañas muy bonitas (similares a las que hay en sus parroquias hermanas de Chimbote y Lima). En las partes superiores de las paredes del templo, podemos apreciar hermosos vitrales, en muchos de los cuales aparecen los Beatos en las diversas tareas que cumplieron cuando estaban entre nosotros.

De igual manera, ese día pudimos estar sentados en las nuevas bancas de maderas talladas, que, además, tiene el «Tao» característico de la orden franciscana. Estas hermosas bancas que fueron hechas en la localidad de Chacas (provincia de Asunción, Ancash), en el Taller «San Lucas», perteneciente a la «Familia de Artesanos Don Bosco», una de las tantísimas obras del sacerdote salesiano Ugo de Censi Scarafoni (26/01/1924 – 02/12/2018), fundador de la organización internacional de ayuda humanitaria, Operación Mato Grosso.

Asimismo se pudo ver el nuevo pabellón construido del convento, que está prácticamente terminado. Esos, y otros cambios más, se han estado realizando en esta parroquia y, por eso, el propio Obispo de Chimbote resaltó y elogió el gran trabajo del padre Rafael Dryjanski, párroco en Pariacoto. Estamos seguros que muchos piensan igual. Ni vuelta que darle.

Otra vez en Pariacoto…

Este año 2021, en que se conmemoran los 30 años del martirio de los padres Miguel y Zbigniew, se pudo celebrar nuevamente la Misa en su honor, con la asistencia de delegaciones de otras ciudades, ya que el año pasado, por las razones que conocemos, no se pudo hacer las invitaciones correspondientes, por razones sanitarias y de protocolo. Pero este año, para felicidad de todos, se pudo participar otra vez. La parroquia San Francisco de Asís, se hizo presente con una delegación, en un minibús, gracias al apoyo de la Comunidad de los Mártires. Otro grupo de personas llegaron en sus autos particulares y también en transporte público, como nosotros. En su mayoría los feligreses eran de Chimbote y Lima, pero también lo habían de distritos cercanos.

Buen provecho

Luego de finalizada la Misa, el padre Rafael invitó al almuerzo ofrecido por la comunidad a los visitantes y, con su característico humor, pidió el milagro de la multiplicación de la comida, lo cual causó mucha hilaridad entre los presentes. El rico almuerzo constó de un delicioso tamalito y un suculento pepián de pollo acompañado de su encebollado respectivo. No podía faltar la tradicional chicha morada. La verdad que la gente lo disfrutó y terminó muy a gusto. Todos terminamos llenos. Gracias por tanto cariño, amigos de Pariacoto.

Pueblo Viejo. y la Gruta de los Mártires

Año a año se está haciendo una gran costumbre subir hacia Pueblo Viejo y conocer la Gruta de los Mártires, que marca el lugar exacto donde asesinaron a los padres Miguel y Zbigniew (y también al alcalde Pariacoto), donde la gente realiza sus oraciones y les agradece a ellos lo que hicieron por sus hermanos de esta parte del Perú. Y este año no fue la excepción y estuvimos nuevamente allá, a pesar del inclemente sol. Al bajar se puede contemplar vistas muy hermosas y espectaculares de todo el valle, sus ríos y las montañas que lo rodean y, que algunas tienen ciertas formas y siluetas muy peculiares, así como también vistas panorámicas de Pariacoto.

Televisión polaca

La Televisión Nacional Polaca también se ha hecho presente y envió a un equipo especial que se hizo presente antes del inicio de las actividades programadas e iniciaron una serie de reportajes. Pudimos conversar con un integrante de este equipo especial y nos comentó, además, que pronto se podrá ver su reportaje a través del YouTube. Lo esperaremos con mucha expectativa entonces.

No hay primera sin segunda…

Debo manifestar que ésta ha sido mi segunda salida fuera de Chimbote desde que empezó la pandemia y casualmente al mismo destino: Pariacoto. Sí, así es, a inicios del mes de junio de este año 2021, hice un viaje a estas tierras (Tierra Santa como la llamo yo), por una razón personal y religiosa.

Desde 1988

Los Franciscanos Menores Conventuales de Cracovia, se encuentran presentes, en estos momentos, en el Perú, a través de cuatro parroquias. Se inició justamente con la misión de Pariacoto en el año 1988, a través de la Parroquia «Señor de Mayo». Al año siguiente, en 1989, llegó a la Parroquia «Señor de la Piedad» en el distrito de San Luis de la ciudad de Lima. Ya en 1995, se hace cargo de la Parroquia «San Francisco de Asís» en Chimbote. Y hace poco, desde el año 2019 está a cargo de la Parroquia «Santa Lucía de Moche». La mayoría de sacerdotes son de origen polaco, pero, con suma alegría, podemos decir que también hay una legión de sacerdotes nacidos en estas tierras.

El Padre Jarek

Se hace necesario comentar que además de los Beatos Miguel y Zbigniew, estaba el padre Jarek Wysoczanski, quienes fueron los que iniciaron esta misión pastoral en Pariacoto, ya que muchos años antes habían estado por este distrito otros sacerdotes. El padre Jarek no estuvo en el momento de los trágicos hechos ya que estaba en Czestochowa (Polonia) cuando fueron asesinados. Se salvó porque había vuelto a casa unos días para la boda de su hermana. Desde entonces el padre Jarek ha estado peregrinando por el mundo dando a conocer la vida de sus compañeros. «…He compartido la oportunidad de vivir un pedazo de Evangelio con ellos.».También expresó que «…Desde que recibí la noticia de que ya no tenía a mis hermanos me he sentido siempre protegido por ellos.».

Yo tuve el enorme gusto de conocerlo personalmente a mediados del año 2015, en Chimbote, cuando él recorría diversas ciudades de nuestro país difundiendo la labor de sus compañeros, su defensa por la paz y el amor por sus semejantes. No sé cómo explicarlo, pero a pesar que esa noche, en la parroquia San Francisco de Asís, cuando dio su charla, yo recién lo conocía, pero parecía como que lo conociese de tiempo. Tiene una manera de llegar a las personas con una gran elocuencia, simpatía y una sencillez impresionante. Nunca se termina de hablar con él. Conversar con el padre Jarek ha sido una de las más grandes experiencias religiosas que he tenido en mi vida.

Ahora puedo entender la gran convocatoria que ellos tuvieron desde su llegada a Pariacoto a pesar de los problemas que existían. Recordemos que ellos estaban viviendo en una zona pobre y rural, donde faltaba la luz eléctrica, las carreteras eran peligrosas, había sequías, epidemias de cólera y existía el grupo terrorista Sendero Luminoso, de ideología maoísta, para el que la religión era el opio del pueblo.

El padre Jarek afirmó que sus compañeros fueron elegidos por el señor porque ellos tenían todo lo que se necesita para ser mártires y ser lo que fueron y que él siente que no y que ellos eran un ejemplo para él. Si el padre Jarek siendo, desde mi óptica, un tipo fuera de serie, dice eso de los Beatos Miguel y Zbigniew, entonces nos podemos imaginar esa gran luz que deben irradiado cuando ellos llevaban la Palabra de Dios. Debe haber sido algo grandioso.

Czestochowa…

El 13 de agosto de 1991, en la Jornada Mundial de la Juventud en Czestochowa, Juan Pablo II proclamaba ante decenas de miles de jóvenes: «Hay nuevos mártires en Perú». Efectivamente, cuatro días antes los jóvenes sacerdotes Tomaszek y Strzalkowski eran asesinados por el grupo terrorista Sendero Luminoso.

Impedían la revolución…

El propio líder de Sendero, Abimael Guzmán, reconoció posteriormente, que los misioneros habían sido «ejecutados» porque con su actividad caritativa y su predicación, impedían a los jóvenes sumarse a la causa de la revolución.

Diócesis de Chimbóte

Es importante indicar que si bien el distrito de Pariacoto pertenece políticamente a la provincia de Huaraz; a nivel de la Iglesia Católica, pertenece a la Diócesis de Chimbote. Es por ello que, en la segunda mitad de los años ochentas, el Monseñor Bambarén convocó a las diversas congregaciones religiosas a reactivar la misión pastoral en esta parte del mundo y luego de hacer el intento varias veces, finalmente llegó la buena noticia desde Cracovia, que aceptaban el llamado y que enviarían a tres frailes: Miguel, Zbigniew y Jarek (que como sabemos, en esos momentos, había viajado a Polonia para casar a su hermana) y siempre lo vimos muy ligado a lo sucedido en Pariacoto. Es por ello que tanto los padres Miguel y Zbigniew (ambos de nacionalidad polaca) conjuntamente como el padre Sandro (de nacionalidad italiana), de la parroquia Señor Crucificado de Santa, son los Beatos Mártires de la Diócesis.

10 años…

La primera vez que estuve presente en esta Misa, fue el año 2001, cuando se celebró el décimo aniversario. Luego comencé a asistir, con los amigos de la Parroquia San Francisco de Asís de Chimbote, desde el año 2013 de manera ininterrumpida, exceptuando el 2020, por razones que ya sabemos.

Tres ríos

Pariacoto tiene la particularidad de que, en sus tierras se juntan tres ríos y forman uno solo. El río Chacchan, que nace en las alturas de la Cordillera Negra recibe las aguas del río Vinchota y un poco más adelante el río Cochabamba (a cuyo puente bajamos desde la parroquia y lo cruzamos para ir a Pueblo Viejo) y de esta manera pasa a llamarse río Grande, que más adelante recibe las aguas del río Yaután y se pasa a llamarse río Casma, y que cuando vamos por la carretera panamericana norte lo cruzamos a través del puente Carrizales. Finalmente el río Casma recibe las aguas del río Sechín y desemboca en el océano pacífico.

Testigos de la Esperanza. la obra musical

Gran parte de la vida religiosa de los Beatos Miguel y Zbigniew pudo ser llevada al teatro ,gracias a la obra musical denominada «Testigos de la Esperanza», cuyo autor es, mi querido amigo, Jaime Montoya, de la parroquia «Señor de la Piedad», de la urbanización Villa Jardín, del distrito de San Luis, en Lima, ciudad capital.

El grupo de teatro de la parroquia San Francisco de Asís de Chimbote (TEFA) la puso en escena los años 2015 y 2017, en nuestra ciudad. Debo manifestar la alegría de haber sido parte de ese elenco, que representó una obra, que nos hizo conocer más sobre la ejemplar vida de los padres Miguel y Zbigniew. Considero que, por su trascendencia y el tema, fue la obra más importante, conjuntamente con el Vía crucis, que presentó este grupo de teatro.

En el año 2016, en las instalaciones del colegio San Francisco de Asís de Pariacoto, dentro de los actos celebratorios de los 25 años del aniversario del martirio de los padres Miguel y Zbigniew, el grupo de teatro de la parroquia «Señor de la Piedad» la puso en escena, y fue dirigida y producida por el propio autor Jaime Montoya.

Una de las canciones de esta obra musical se convirtió, posteriormente, en el himno de la beatificación de los padres Miguel, Zbigniew y Sandro, a pedido del Monseñor Luis Bambaren Gastelumendi.

El retorno. Con aroma a café

Luego de hacer una visita de carácter personal, llegó la hora de emprender el retorno, que se nos hacía triste y difícil por todo lo vivido, y pasadas las cuatro de la tarde, salimos rumbo a Casma, a donde llegamos al cabo de una hora e hicimos una escala para tomar un exquisito cafecito, a pedido de mi amiga Rosa Luz, quien no pudo olvidar del tentador aroma de este grano, que sintió, cuando estábamos recorriendo la parroquia «Señor de Mayo» de Pariacoto. Y fue así que llegamos a «La Casita del Café» y nos dimos ese gran gusto. Y pasadas ya las seis de la tarde salimos rumbo a Chimbote, cuyo viaje demoró una hora para, inmediatamente, asistir a la Misa que se celebró en la parroquia «San Francisco de Asís», por los 30 años del martirio y finalizar de esta manera nuestro viaje.

Santa

Seguramente la parroquia «Señor Crucificado de Santa» pronto estará invitando a las actividades programadas por el 30 aniversario del martirio del padre Sandro. Yo he podido participar anteriormente a la peregrinación a la «Gruta del Descanso del Buen Pastor» (lugar exacto donde lo mataron) y participar de la Misa, el día 25 de agosto, presidida por el Obispo de la Diócesis de Chimbote. Esperamos volver a Santa nuevamente este año, al cual comenzamos a ir en el 2016.

Los Testigos de la Esperanza son tres

En el lejano mes de agosto del año de 1991, la insania terrorista, que golpeaba nuestro país, cometió dos hechos contra la fe y la paz, cuando la noche del viernes 09 de agosto, asesinó a los padres Miguel y Zbigniew, del distrito de Pariacoto, en la zona de Pueblo Viejo y posteriormente al padre Sandro, del distrito de Santa, en una curva de la carretera entre los poblados de Vinzos y Rinconada, la tarde del domingo 25 de agosto. Cosas de la vida, los tres fueron ultimados, luego de la celebración eucarística y ello es comparado con la Última Cena del Señor, antes de su Crucifixión. Los padres Miguel, Zbigniew y Sandro son los tres mártires que fueron Beatificados, la mañana del sábado 05 de diciembre de 2015 en el estadio «Centenario» de Chimbote. Ellos están aquí, son Testigos de la Esperanza y se busca justamente la santificación de los tres padres.

Paz y Bien

José Manuel Chávez Jáuregui, Parroquia San Francisco de Asís almacen100@hotmail.com

Chimbote, 16 de agosto de 2021

Este artículo va acompañado de 30 imágenes, por las cuales agradecemos la colaboración de mis queridas amigas: Rosa Luz Cuéllar Chirinos y Nayeli Aguilar Ojeda; así como también de la Comunidad de los Mártires y de la Orden de los Franciscanos Menores Conventuales, las cuales se complementaron con otras de mi archivo personal.


Compartir

Bogdan (fray Teodoro)

Pertenece a la Orden de los Frailes Franciscanos Conventuales

Bogdan (fray Teodoro) has 27 posts and counting. See all posts by Bogdan (fray Teodoro)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *